13 nov. 2011

Comencé a taparme con una sonrisa.

¿Sabes una cosa?
De pequeñas siempre me tapaba con la sábana hasta la cabeza para que nadie me viera ni me hiciese daño.Los años pasaron,y cuando crecí comencé a taparme con una sonrisa,para que todo el daño que me habían echo no se pudiese ver.

No hay comentarios:

Publicar un comentario